Riesgo biológico

  1. Definiciones y aspectos      generales
  2. Clasificación de los  agentes      biológicos
  3. Clasificación de las       instalaciones
  4. Prácticas microbiológicas      adecuadas
  5. Criterios generales y  específicos para      el diseño de las instalaciones
  6. Los      equipos de  protección personal y colectiva en las      actividades donde existen riesgos      biológicos
  7. El      análisis de  riesgos      biológicos
  8. Accidentes  biológicos
  9. Riesgos en el trabajo con      animales

Definiciones y  aspectos  generales

En este capítulo se expondrán las  definiciones fundamentales y  aspectos generales sobre los riesgos  biológicos y la seguridad biológica. Es obvio que  este tema merita todo un texto para su estudio y que el espacio  disponible es  limitado, por lo que solo se persigue presentar las  nociones básicas y  esenciales que permitan adentrarse en  su conocimiento,  contribuyendo al trabajo de prevención de  los riesgos biológicos en las instalaciones. Por otro  lado, es un tema muy  técnico y muchos de los lectores a  los que va  dirigido pueden no ser especialistas en la materia  (microbiólogos, biólogos, bioquímicos,  etc.), por lo que se trata de presentar  de la forma más   didáctica posible; no obstante, el que lee no debe  apresurarse en querer entender toda la  terminología desde  un inicio y debe dejar para una segunda lectura la mejor  comprensión de lo que aquí se expone.

El riesgo biológico ocupacional se puede  definir como aquel  que surge de la exposición laboral a  microorganismos y macroorganismos que puedan causar daños  al trabajador. Sin embargo, la definición que a   continuación señalamos es la que más se  ajusta a las instalaciones  biotecnológicas, laboratorios,   hospitales, centros docentesindustrias farmacéuticas,  etc. Lo concerniente a la exposición laboral a  macroorganismos  se estudiará en el epígrafe 11.9,  dedicado al riesgo biológico asociado al  trabajo con   animales.

Para definir el riesgo biológico es  necesario conocer los agentes  biológicos.

 11.1.1. Agentes  biológicos

Agentes biológicos (AB): Se consideran  agentes biológicos a los  microorganismos, con  inclusión de los genéticamente modificados, a los   cultivos celulares y a los parásitos humanos, susceptibles  de originar  cualquier tipo de infección, alergia o  toxicidad. Asimismo, los microorganismos  viables o sus productos  priones y otros organismos que causen o puedan causar   enfermedades al hombre,  a los animales y a las   plantas.

Los microorganismos constituyen un grupo  amplio y diverso de organismos que existen como células  aisladas o agrupadas. En este aspecto, las células  microbianas se diferencian  de las células de los animales  y las plantas, ya que éstas últimas son  incapaces  de vivir de forma aislada en la naturaleza y sólo pueden  existir como parte de organismos pluricelulares.

Organismo genéticamente modificado  es aquel organismo que  contenga información   genética adquirida por técnicas de ADN  recombinante, o sea, aquel que su estructura de ADN haya sido  expresamente modificada por el  hombre para obtener una nueva   función.

El cultivo celular es el resultado del  crecimiento “in vitro”  de células obtenidas de organismos  multicelulares.

De los parásitos humanos se puede  decir que pueden ser  endoparásitos, los cuales atraviesan  la superficie del cuerpo  humano, y ectoparásitos (pulgas,  garrapatas, piojos, etc.), los cuales  transmiten AB.

Un prion es una partícula  infecciosa, la más pequeña de las  conocidas,  carente de ácido nucleico y compuesta exclusivamente por  una  proteína hidrófoba.

Los aerosoles son sistemas formados por  partículas sólidas o líquidas cuyo  diámetro está comprendido entre 0,01 y 100   micrómetros (o micras), dispersas en un medio gaseoso (ver  epígrafes 10.5.2 y 11.8.1).

Sustancias infecciosas: Aquellas que contienen  microorganismos  viables, incluidos bacteriasvirus,  parásitos, hongos y recombinantes, que según se  sabe o se sospecha, pueden causar enfermedades  tanto en el  hombre, como en los animales y las plantas. No están  incluidas en  esta definición las toxinas que no contienen  ninguna sustancia infecciosa. Por  supuesto, las vacunas humanas y  veterinarias de gérmenes vivos se consideran como  productos  biológicos y no como sustancias  infecciosas.

 11.1.2. Riesgo biológico

Riesgo biológico: Probabilidad de la  ocurrencia y magnitud de las consecuencias de un evento adverso   relacionado con el uso de agentes biológicos que pueda  afectar al hombre, la comunidad y el medio  ambiente. La  señalización empleada para avisar el riesgo  biológico en los  locales e instalaciones es la que aparece  en la Figura 11.1.

Monografias.com

Fig. 11.1. Señal de riesgo  biológico

 Para no dar lugar a  confusiones, es importante precisar que las  normativas de  bioseguridad se refieren en general a organismos o productos   derivados de estos, sin especificar si son microorganismos,  plantas o animales.  Ahora bien, tampoco se puede perder de vista  que la preocupación por la  bioseguridad surge como  consecuencia de la irrupción de los procedimientos de  manipulación genética mediante el empleo de las  técnicas de la Biología Molecular. Por tanto, la  legislación pone mayor énfasis en los organismos y   productos derivados de la aplicación de la moderna   Biotecnología.

Conviene recordar que los organismos  exóticos son los que  invaden el ecosistema sin ser  autóctonos de esa región, o sea, no evolucionaron  en ella hasta su  forma actual.

 Tareas en las que se puede producir el riesgo  biológico

Existe riesgo biológico en los laboratorios  donde se trabaja con  microorganismos, cultivos celulares o se  experimenta con animales. También  existe este riesgo  cuando se efectúan actividades médicas y  paramédicas con  seres humanos. Las actividades de tipo  agrícola, el  trabajo con animales en granjas y establos,  también conllevan riesgo de  exposición a agentes  biológicos: en este caso se habla de zoonosis,  así como tareas tildadas habitualmente de “sucias”  (mataderos, limpieza de  fosas, basureros, encurtidos,  etc.).

A continuación se mencionarán  algunos sectores afectados de  forma muy especial por los  riesgos biológicos y las diferentes vías  por las que puede llevarse a cabo la transmisión de  los AB:

  • Transmisión de persona a persona: Personal      sanitario, personal de seguridad, docentes, servicios      públicos, etc.
  • Transmisión de animal a persona      (zoonosis): Veterinarios,  ganaderos, industrias      lácteas, mataderos, etc.
  • Transmisión a través de objetos o      material contaminado: Personal de  limpieza, saneamiento      público, agricultores, cocineros, industrias de lana,      pieles y cueroindustria biotecnológica,      etc.

 11.1.3. Seguridad  Biológica

Seguridad biológica (SB): Conjunto de  medidas  científico-organizativas, entre las cuales se  encuentran las humanas y  técnico-ingenieras que incluyen  las físicas, destinadas a proteger al  trabajador de la  instalación, a la comunidad y al medio ambiente,  de los  riesgos que entraña el trabajo con agentes  biológicos o la liberación  de organismos al medio  ambiente, ya sean éstos modificados genéticamente o   exóticos, y a disminuir al mínimo los efectos que  se puedan presentar y  eliminar rápidamente sus posibles  consecuencias en caso de contaminación,  efectos adversos,  escapes o pérdidas.

Contempla la prevención de los otros tipos  de riesgos (mecánicos,  químicos, eléctricos,  etc.) ya que todos se interrelacionan entre sí. Por  tanto,  la seguridad biológica debe entenderse como seguridad  integral.

Como el primer paso, y el fundamental, es  garantizar la seguridad  biológica en los laboratorios, la  clasificación de los AB en grupos de  riesgo se hace, en un  principio, teniendo en cuenta el riesgo individual que  enfrenta  el trabajador de laboratorio y el peligro que representa para la  comunidad y el medio ambiente.

En Cuba,  el decreto-ley 190 de la Seguridad  Biológica, del 28 de enero de 1999, dictamina, en su   artículo 4 inciso d), que corresponde al Ministerio de   CienciaTecnología y Medio Ambiente (CITMA) establecer  las clasificaciones relativas a los agentes  biológicos que  afectan al hombre, los animales y las plantas, y su   distribución en grupos de riesgo ((ver lista oficial de  agentes biológicos que afectan al  hombre y su  distribución en grupos de riesgo, en la Resolución  No. 42 del  CITMA: CITMA b, 1999). Por lo que queda establecida,  según lo recomendado por  la  Organización Mundial de  la Salud (OMS), la siguiente clasificación.

Clasificación de los agentes   biológicos

Clasificación de los agentes biológicos  en grupos de riesgo para plantas,  humanos y  animales

  • Para el caso de agentes biológicos que      afectan al  hombre:

Grupo de Riesgo I: Tienen un escaso riesgo  individual y  comunitario, siendo muy poco probable que causen  enfermedades en trabajadores  saludables.

Grupo de Riesgo II: Presentan un riesgo  individual moderado y  comunitario limitado; pueden causar  enfermedades pero normalmente no  constituyen un riesgo serio para  el trabajador saludable, la comunidad y el  medio  ambiente.

Ejemplos: bacterias como: Clostridium botulinum  y Escherichia  coli; virus como: denguefiebre amarilla  (cepa 17 D), hepatitis B, influenza y rubéola;  parásitos como Necator americanusGiardia  lamblia.

Grupo de Riesgo III: Representan un riesgo  individual elevado y  comunitario bajo, suelen provocar  enfermedades graves no propagándose de  ordinario de una  persona infectada a otra pero usualmente existen medidas   profilácticas y tratamiento específico  eficaz.

Ejemplo: virus de fiebre amarilla (excepto cepa 17  D).

 Grupo de Riesgo IV:

  • Presentan un elevado riesgo individual y      comunitario, suelen provocar  enfermedades graves en las      personas, pudiendo propagarse fácilmente de un        individuo a otro directa o indirectamente; usualmente no      existen medidas  profilácticas ni tratamiento      específico eficaz.
  • Son exóticos para el territorio      nacional.

Ejemplos: virus como: fiebre hemorrágica  argentina (virus Junin) y de  la viruela humana.

  •    Para el caso de AB QUE AFECTAN a los       ANIMALES:

Grupo de Riesgo I: Tienen un escaso riesgo  individual y  comunitario, siendo muy poco probable que causen  enfermedades en trabajadores o  animales saludables.

Grupo de Riesgo II: Tienen escaso riesgo de  difusión y sus  consecuencias socioeconómicas y  sanitarias no son graves.

Ejemplo: bacteria como Salmonella spp.; virus  de la peste porcina  clásica.

Grupo de Riesgo III:

  • Causan enfermedades transmisibles importantes desde      el punto de vista  socioeconómico y      sanitario.
  • Pueden existir limitaciones para el comercio      internacional de animales con AB del grupo de riesgo III y/o      sus  productos.
  • Pueden o no estar en el país, bien sea con      poca diseminación o bajo control.
  • Presentan riesgo individual elevado y, moderado      riesgo comunitario y  para el medio ambiente.

Ejemplo: virus de la gastroenteritis transmisible de los  cerdos.

Grupo de Riesgo IV:

  • Son exóticos para el país y      representan un elevado riesgo para el  personal, debido a su      rápida difusión.
  • Tienen grave incidencia económica y      sanitaria.
  • Existen restricciones en el comercio  internacional      con relación a su uso.
  • Para el caso de AB QUE AFECTAN a las      PLANTAS:

Grupo de Riesgo I:

  • Afectan a plantas no cultivadas.
  • Son de menor importancia en los cultivos, plantas      ornamentales,  forestales y productos almacenados.

Grupo de Riesgo II: Afectan los cultivos,  plantas ornamentales,  forestales, los productos almacenados y  especies protegidas de plantas y causan  pérdidas  económicas.

Grupo de Riesgo III:

  • No están informados oficialmente o      sólo se hallan localizados en  determinadas zonas del      país.
  • Causan severos daños en países con      condiciones ecológicas similares a  las      nuestras.
  • Son exóticos para el país y      representan un alto riesgo para la agricultura.

Clasificación de las   instalaciones

Ya desde su diseño,  las instalaciones en las que  se concibe trabajar con agentes biológicos, deben  reunir  ciertos requisitos constructivos (ver epígrafe 11.5), en  dependencia  del tipo de AB que se manipule. Igualmente, debe  emplearse todo un andamiaje de  seguridad en correspondencia con  lo anterior; esto es lo que se conoce como  equipos y sistemas de  seguridad. Todo lo cual se relaciona con el nivel de  seguridad  biológica de la instalación.

Equipos de seguridad: Conjunto de dispositivos, equipos  y sistemas (en  algunos casos, son diseñados en las propias  instalaciones) que impiden la  contaminación o  exposición del personal y del medio ambiente con los   agentes biológicos que son utilizados en la  instalación. Por ejemplo, los  gabinetes de seguridad  biológica.

Nivel de seguridad biológica: Combinación  de las prácticas y procedimientos  apropiados para  manipular AB (ver epígrafe 11.4), equipos de seguridad y   diseño de la instalación.

Según el artículo 9 del Reglamento General  de Seguridad Biológica de Cuba, y  según la OMS,  existen 4 niveles de seguridad biológica (SB), siendo el  nivel 4  el de más alta peligrosidad y, para el que se  establece el trabajo a pequeña escala (empleo de AB en  volúmenes inferiores a 10 L por cada operación  realizada) y  en instalaciones que hacen uso de AB que puedan  afectar al hombre y los  animales, exclusivamente.

Dependiendo del nivel de seguridad biológica de  la instalación, será el  grupo de riesgo del AB con  que se permitirá trabajar en dicha instalación, o   sea, si el nivel de SB es 1, se podrá trabajar con AB del  grupo de riesgo I en  la misma, y viceversa.

Instalaciones: Laboratorios que realizan actividades  biotecnológicas, de diagnóstico,    investigaciónproducción y docencia,  así  como los locales y áreas en los cuales el riesgo  biológico está presente.  Este concepto es  extensible a las instalaciones de producción de   alimentos.

Se centrará el estudio en los centros que  trabajan con AB que afectan a  humanos y animales,  estableciéndose cuatro tipos de instalaciones, en   dependencia de su nivel de seguridad biológica. Para dicha  clasificación se  tiene en cuenta, además del grupo  de riesgo de los AB, las características de  diseño,   construcción y barreras de contención.

Barreras de contención: Todo lo que se interpone  a la propagación de los materiales potencialmente  peligrosos; pueden ser primarias y secundarias.

Las barreras de contención primarias  están dirigidas a proteger al  trabajador, los experimentos  o las especies vegetales, de contaminaciones inducidas por los  agentes  biológicos. Pueden ser, por ejemplo, gabinetes de  seguridad biológica (GSB; ver  Anexo 11.1), equipos de  protección personal (EPP), tales como: vestuario de   laboratorio, trajes de presión positiva, guantes,  respiradores, máscaras faciales, gafas protectoras, etc.   (ver epígrafe 11.6).

Las barreras de contención secundarias  no son más que los sistemas  técnico-ingenieros, con  una función constructiva principal, que evitan el  escape  de AB y de material contaminado al exterior. Entre éstas  se  encuentran:

  • Contornos de hermeticidad.
  • Sistemas para tratamiento de desechos.
  • Sistema de suministro y extracción de aire      (ventilación y climatización).
  • Sistema para suministro de agua  potable y      tecnológica.
  • Sistemas mecánicos generales (aire      comprimido, vacío y vapor,  centralizados)

Por todo lo anterior, los niveles de SB en las  instalaciones se establecen  conforme al grupo de riesgo de los AB  que se manipulan en las mismas,  clasificándose como   instalaciones con niveles de seguridad 1, 2, 3 y  4. Se  habla ya de diseñar laboratorios con nivel de seguridad 5,  en el  año 2005, para recibir muestras de otros planetas.  En la Tabla 11.1 se presenta la clasificación de las  instalaciones según su  nivel de seguridad  biológica.

 

Tabla 11.1. Clasificación de  las instalaciones según su  nivel de seguridad  biológica

(Fuente: Rodríguez D., J.;  Argote P., E. y Rodríguez G.,  O.,  2001)) 

Nivel de seguridad        biológica

Grupo de Riesgo

Ejemplo de        laboratorio

Prácticas        microbiológicas

Equipo de        seguridad

Laboratorio básico. Nivel        1

 

1

Enseñanza        básica.

PMA *

Ninguno.

Laboratorio básico. Nivel        2

 

2

Servicio de atención        primaria de salud, diagnóstico clínico,        laboratorio de  investigación

PMA y ropa        protectora.

Riesgo        biológico.

Uso de ropa protectora (bata y        guantes) o GSB  **.

Laboratorio de        contención.

Nivel 3

 

3

Diagnóstico        especial.

Prácticas de nivel 2 y ropa        especial, acceso  controlado, flujo direccional del        aire.

GSB I, II y III y/o la restante        protección  (contención) primaria para el        resto de las actividades.

Laboratorio

de máxima        contención.

Nivel 4

 

4

Unidades que tratan con        patógenos peligrosos;  laboratorios de        investigación

Igual que el nivel 3 y entrada con        cámara de aire,  salida para la ducha y        eliminación especial de residuos.

GSB I y II en combinación        con traje de presión  positiva o el uso de GSB        III.

 * PMA: Prácticas  microbiológicas adecuadas (ver acápite   11.4).

** GSB: Gabinete de seguridad biológica (ver  Anexo 11.1). 

Prácticas  microbiológicas  adecuadas

Los errores humanos y técnicos, así como  prácticas microbiológicas de  trabajo incorrectas,  contrarrestan la eficacia de las medidas y de los equipos que se  utilizan para proteger al personal de  las instalaciones con AB.  Esto es, pueden existir en el área la tecnología y   los sistemas de seguridad más avanzados, que si el  personal no está educado y  entrenado en los procedimientos  y prácticas microbiológicas adecuadas, y no  tiene  incorporado los mismos como disciplina y cultura en su trabajo,  no se logrará el resultado esperado con relación a  las  seguridades biológica e integral.

Según se establece en la legislación  vigente, el director es el máximo  responsable de la   Gestión de la Calidad y de la Gestión de la  Seguridad de su instalación y por tanto de la SB, ya sea   ésta de servicio,  de investigación o de  producción y por tanto, debe exigir documentar los   procedimientos de Calidad y de SB en los Procedimientos  Normativos de Operación  (PNO) y en el Manual de Calidad.  En la mayoría de las instalaciones reconocidas  internacionalmente,  las Prácticas Microbiológicas  Adecuadas (PMA) se elevan a la categoría de  reglamento  pero en todas las instalaciones que manipulan AB debiera  designarse  un especialista responsabilizado con la  inspección de la SB, el cual debiera  contribuir a la  preparación de dicho Reglamento y a la elaboración  de  materiales docentes para la capacitación del personal  de su centro en las PMA.

En dependencia del nivel de SB del área o  instalación, serán las PMA que  deba cumplir el  personal que trabaja en la misma.

PMA para una instalación básica con  niveles de SB 1 y 2, que trabaje con  agentes  infecciosos:

  • Mantener los puestos de trabajos ordenados, limpios      y minimizar el almacenamiento de materiales en estos,      eliminando todo lo que no tenga relación directa  con      la actividad.
  • Disponer, para la recepción de muestras, de      un local destinado a este  fin.
  • Emplear ropas protectoras para los trabajadores y      visitantes, la cual no  se guardará en las mismas      taquillas que la ropa de calle. No llevar el  riesgo a la      casa.
  • Aplicar las técnicas para la recepción      y la manipulación de las muestras  en el      laboratorio.
  • Usar guantes en todos los procedimientos donde se      tenga contacto con sangre,  materiales infecciosos o animales      infectados.
  • Proteger los ojos y la cara en caso de que exista      peligro de salpicadura  de material infeccioso.
  • No aplicar cosméticos en las áreas de      laboratorio.
  • No fumar, no comer, ni ingerir ningún tipo de      alimento en las áreas de  laboratorio.
  • No guardar alimentos o líquidos para el       consumo humano o animal en los refrigeradores donde se guarde      material biológico,  ni elaborar alimentos o infusiones      para el consumo humano en ninguna de las  áreas de      trabajo de los laboratorios.
  • Prohibir usar la pipeta con la boca y usar      dispositivos adecuados para  ello.
  • Lavar y desinfectar las manos      frecuentemente.
  • Descontaminar las superficies de trabajo al final      del día y después de  usar materiales      infecciosos, con desinfectantes efectivos para los agentes  en      cuestión.
  • Ejecutar todos los procedimientos establecidos para      minimizar la  creación de aerosoles (por ejemplo, al      trabajar con centrífugas, al  triturar,      etc.).
  • Descontaminar todos los residuos  sólidos o      líquidos antes de desecharlos o volverlos a utilizar.       Los que se trasladen para pasarlos por autoclave o      incinerarlos tienen que  ser embalados e identificados para      evitar cualquier escape.
  • Acceder a las áreas de trabajo solo los      autorizados.
  • No deambular fuera de las áreas de      laboratorio con ropa o guantes  utilizados en la      manipulación de AB.
  • Prohibir el acceso de menores de 16      años.
  • No permitir a embarazadas trabajar con      especímenes clínicos, AB y  químicos que      pudieran afectar al feto.
  • Adoptar precauciones extremas al usar agujas,      jeringuillas (su uso está  restringido a la      inoculación de animales de laboratorio), pipetas,       tubos capilares y escalpelos.
  • Reportar por escrito a la autoridad competente todos      los accidentes o exposiciones.
  • Vacunar a los trabajadores del laboratorio y      garantizar chequeo médico  preempleo y      sistemático.
  • Programar la lucha contra vectores.
  • No permitir la entrada de animales y plantas que no      tengan relación con  los experimentos que se      realizan
  • Colocar la señal de riesgo biológico      en la puerta de los locales donde  se manipulen      microorganismos del grupo de riesgo II y       superiores.
  • Tomar anualmente muestra de sangre al personal para      mantener el suero como referencia; así como si  se      sospecha una infección adquirida.
  • Elaborar, para casos de accidentes u otras      situaciones especiales, un Plan de Contingencia y      procedimientos de emergencia, e integrarlo al Plan contra      Catástrofes.
  • Llevar un registro de incidentes y accidentes de      laboratorio.

Las instalaciones de producción y  manipulación de alimentos son de nivel de  SB 1 y, en  éstas y otras donde estén presentes AB del grupo de  riesgo I,  algunas precauciones de las anteriormente enumeradas  pueden parecer  innecesarias pero lo esencial en la SB es inculcar  PMA tanto a los  microbiólogos como a los especialistas de  otras disciplinas, o sea, educar.

PMA para una instalación de contención con  nivel de SB 3:

Se requieren las mismas PMA de las instalaciones de SB 1  y 2, y, además, las  medidas siguientes:

  • Aplicar la regla de trabajo en pareja, o sea,      ningún individuo debe  trabajar solo en el interior del      laboratorio.
  • No usar, en las áreas de trabajo, ropas,      prendas u otros objetos de uso  personal diario y las usadas      se quedarán en el área para ser pasadas por      autoclaves.
  • Usar una muda de ropa protectora cada vez que se      entre a las áreas de  trabajo, la cual debe cubrir todo      el cuerpo.
  • Revisar los sistemas técnicos diariamente,      antes de la entrada del  personal, mediante inspección      rutinaria, autorizándose posteriormente la  entrada a      las áreas de trabajo.
  • Identificar, en la señal de advertencia sobre      riesgo biológico, los  microorganismos manipulados,      así como el nombre del responsable que  controla el      acceso.
  • Realizar anualmente chequeo médico      especializado del personal, con historia clínica      detallada.
  • Mantener para cada trabajador un banco de sueros con      una extracción inicial, antes de comenzar a trabajar,      y  después, anualmente, o cuantas veces lo determine el      médico.
  • Prohibir la entrada al personal enfermo o      inmunodeprimido, embarazadas,  madres lactando o personal con      tratamientos de esteroides.
  • No descartar una infección contraída      en el laboratorio y en caso de  enfermedad, acudir al      médico y reportar los resultados.
  • Hacer acompañar a los visitantes, registrando      sus datos personales, por un trabajador de la      instalación, conocedor de los  riesgos.
  • Elaborar un plan de comprobación de las      barreras de contención, realizar  las comprobaciones,      los reportes y las anotaciones  correspondientes.

PMA para las instalaciones de máxima  contención (nivel de SB 4):

Se requieren las mismas PMA de las instalaciones de SB 3  pero  reforzando:

  • El programa de preparación del      personal.
  • La vigilancia médica sanitaria.
  • El entrenamiento en los procedimientos      microbiológicos con AB del grupo de riesgo       IV.
  • La utilización de GSB clase III como barrera      primaria, utilizándose indistintamente o conjuntamente      escafandras o trajes enterizos con presión positiva,      ventilado con un sistema de suministro de aire filtrado, si      se usan GSB clase I o II.
  • El empleo de ducha química para proceder a la      descontaminación del traje antes de       quitárselo.

Es conveniente aclarar que en Cuba, actualmente, no  existe este tipo de  instalación.

Criterios  generales y  específicos para el diseño de las  instalaciones

El trabajo en las instalaciones docentes, de  diagnóstico, de investigación y  de  producción, destinadas a la biotecnología, farmacia  y alimentos y, a la salud  pública, animal y de sanidad  vegetal, presenta riesgos de contaminación  para el  trabajador y el medio ambiente, situación que la seguridad  biológica  debe tener en cuenta desde la etapa de  diseño de las instalaciones y durante su  explotación. Por esto, se establecen criterios generales  de diseño, los cuales  se enumeran a  continuación.

 Criterios generales para el diseño de  instalaciones con riegos  biológicos

1. Se debe partir del principio de crear zonas  donde se ubiquen todos  los locales con similar nivel de riesgo;  cada zona debe estar situada de forma  independiente, bien  delimitada entre sí y el medio ambiente,  disponiéndose  para ello de la cantidad de barreras de  contención que fueran necesarias. De  acuerdo a esto, se  establecen las siguientes zonas (ver Fig. 11.2):

  • Zona Cero: Área sin riesgo biológico,      correspondiente a vestíbulos,  ropería,      áreas administrativas, almacenes,  talleres, locales de      facilidades auxiliares, etc.
  • Zona I: Locales donde se trabaja con microorganismos      de grupo de riesgo  I y II. Ejemplo de locales: de      cristalería y otros materiales, para cultivo  de       tejidos,  preparación de medios de cultivo, para      fregado, secado y esterilización, etc.
  • Zona II: Locales donde se trabaja directamente con      microorganismos de  grupo de riesgo III. Ejemplo de locales:      laboratorios de virología y  bacteriología, o de      equipos que aseguran el funcionamiento de estos  (autoclaves      de doble compuerta, de filtros absolutos; de animales de       laboratorio inoculados).
  • Zona III: Locales donde se trabaja directamente con      microorganismos del  grupo de riesgo IV. Ejemplo de locales:      los necesarios para asegurar su  funcionamiento (ídem a      los de la zona II).

2. Se deben ubicar las instalaciones de niveles de  seguridad biológica 3 y  4, o sea, las clasificadas como de  contención y de máxima contención,   respectivamente, aplicando el principio de diseño de “caja  en caja”, o sea,  ubicando las zonas, en orden descendente de su  peligrosidad, desde adentro  hacia fuera (ver Fig.  11.2).

3. Las instalaciones de niveles de SB 3 y 4 deben  diseñarse teniendo en  cuenta que en el sótano  (nivel cero) deben ir ubicados los residuos, en el  primer nivel,  los laboratorios y locales complementarios, y en el segundo nivel  los equipos del sistema de ventilación,  climatización, filtros HEPA y otros  (ver Fig.  11.3).

4. Las paredes que sirven para lograr la hermeticidad  del contorno, deben  colindar con pasillos y nunca dar al exterior  (ver Fig. 11.2). Las mismas, en  el caso de las zonas II y III, se  construyen de hormigón armado, fundido en el  lugar, de un  espesor mayor o igual que 200 mm, procurando el mínimo de   juntas.

5. Debe preverse tanto los pasos sanitarios o taquillas  para el cambio de ropa, baños para los trabajadores,  así como el acceso a cada área de   trabajo.

Existen otros criterios más específicos  para el diseño de locales con  riesgos biológicos,  los cuales forman parte de las PMA, son aplicados   internacionalmente y reconocidos por la OMS. Los mismos se  exponen  inmediatamente.

Otros criterios más específicos para el  diseño de locales con riesgos   biológicos

  •  Han de evitarse los rincones o las zonas que      permitan acumulación  de suciedad.
  • Los techos, paredes y suelos,  así como las      superficies de trabajo, deben ser impermeables al agua y      resistentes a la acción de los distintos productos      desinfectantes, así como lisos y fáciles de       limpiar.
  • Los locales de trabajo podrán precintarse      para proceder a su  desinfección.
  • Los lugares de trabajo en los que se manipulen      agentes biológicos  patógenos, que supongan      riesgo individual y para la población,  se      mantendrán con una presión negativa respecto a      la presión  atmosférica.
  • Prever sistemas mecánicos de      climatización y ventilación.
  • La correcta aplicación de los sistemas      generales de ventilación, así  como de los de      extracción localizada, en función de la      localización  del foco contaminante, permite realizar      un control de los agentes  biológicos manteniendo una      adecuada calidad ambiental.
  •  Prever iluminación suficiente para      todas las actividades, incluido caso de emergencia,  evitando      los reflejos. Asimismo, luz ultravioleta, de un tipo      determinado, en locales que lo requieran.
  •  En cada local de trabajo se deben prever      dispositivos para el  lavado de ojos y manos, que deben ser      instalados preferiblemente cerca de  las salidas.
  •  Las puertas deben de ser resistentes al fuego,      estar provistas de  cerraduras y poder cerrarse      automáticamente, teniendo mirillas cuando sea       necesario.
  •  Utilizar marquetería de aluminio u otro      material duradero para puertas, ventanas y otras       divisiones.
  •  Deben existir locales para primeros  auxilios y      otras actividades médicas.
  •  Prever espacio y medios para manejar y      almacenar solventes, gases comprimidos, materiales      radiactivos y otros.
  •  Garantizar un suministro confiable y de      capacidad suficiente de energía  eléctrica,      previendo dos fuentes independientes, con entrada y salida      automática, y la conexión en caso de  emergencia      de los equipos esenciales.
  •  Evitar el reflujo del sistema de abasto de      agua, mediante el  dispositivo adecuado, así como      diferenciar las redes interiores.
  • Disponer de sistemas de alarma contra incendios,      intrusos y otras averías, y prever evacuación      de emergencia.
  • Que todos los equipos y sistemas instalados      estén automatizados y  señalizados.
  • Instalar incineradores equipados con dispositivos de      postcombustión y  eliminación de      humos.
  • Prever el tratamiento final (lagunas de      oxidación, etc.) de los residuos  líquidos      generados.
  • Duplicar todos los equipos instalados en los      sistemas de seguridad del  centro.
  • Garantizar el flujo material de manera que no se      entrecruce lo sucio con  lo limpio.
  • Ubicar autoclaves independientes para lo limpio y lo      sucio, en  correspondencia con el flujo tecnológico y      en locales especiales para       esto. 

Monografias.com

Fig. 11.2. Distribución  esquemática de las áreas o zonas  de  riesgo

(Fuente: Rodríguez D., J.;  Argote P., E. y Rodríguez G.,  O.,  2001)) 

Monografias.com

Fig. 11.3. Distribución de los  niveles para las zonas II y  III

(Fuente: Rodríguez D., J.;  Argote P., E. y Rodríguez G.,  O.,  2001) 

Los equipos de  protección  personal y colectiva en las actividades donde  existen riesgos  biológicos

En el Capítulo 13 se abordará de  forma detallada todo lo concerniente  a la protección  personal de los trabajadores, por lo que en este epígrafe  se  expondrá sólo los aspectos más  importantes relacionados con el empleo de los  EPP como  protección al riesgo biológico.

El trabajo en instalaciones con riesgo  biológico, por ejemplo, en los  laboratorios, presenta unas  características específicas, por estar otros tipos   de riesgos presentes que pueden potenciar al biológico, lo  cual hace que la adopción de medidas de protección  colectiva no sea siempre posible o que éstas resulten   insuficientes, adquiriendo una gran importancia la  utilización de equipos de  protección personal. En  la Tabla 11.2 se muestran una serie de actividades  frecuentemente  llevadas a cabo en dichos laboratorios, los riesgos asociados a   ellas y los EPP recomendados.

En general, los EPP más utilizados en los  laboratorios son: guantes,  gafas, viseras, mascarillas y  delantales. Los mismos se pueden clasificar  teniendo en cuenta  las condiciones específicas de trabajo en estas   instalaciones, en: desechables, reutilizables de  asignación personal, y  reutilizables e intercambiables  (dada su posibilidad de ser utilizados por  varios usuarios); ello  hace que en ciertos casos y para algunos equipos, estos  pierdan  su condición de equipos de protección individual  (que deben ser  necesariamente de uso personalizado) y se  conviertan en prendas de protección,  a las que, sin  embargo, habrá que exigir exactamente las mismas   características de calidad, control y  comodidad.

Consideraciones sobre los EPP utilizados frente al  riesgo  biológico

 Dado la especificidad de los riesgos  biológicos, cabe  hacer las siguientes consideraciones con  respecto a los equipos destinados a la  protección frente a  los mismos:

  • Existe una marcada tendencia a confundir los equipos      destinados a evitar  la contaminación de material      estéril (protección del producto)  con los      destinados a la protección del trabajador. En      consecuencia,  cuando exista riesgo biológico      deberá establecerse un protocolo de utilización      de EPP que responda a una protección efectiva frente      al  mismo, combinado, en su caso, con el correspondiente a      mantener la asepsia  del material o muestra.
  • En cuanto a la protección dérmica (ver      la norma NC-EN 374: 2004), “se  cree que los guantes que      resisten la penetración”… (cuando se ensayan       según el procedimiento establecido para la medida de      la permeabilidad frente a un agente químico)…        “constituyen una barrera efectiva contra los riesgos       microbiológicos”. En consecuencia, los guantes      impermeables lo serán  también a los      microorganismos; igualmente, frente a sangre      sintética.  Cuando exista riesgo de salpicaduras,      deberá usarse pantallas  faciales.
  • La protección respiratoria frente a la      inhalación de bioaerosoles  implicaría la      utilización de equipos de protección      respiratoria con  filtros HEPA (ver Anexo 11.2) capaces de      retener los microorganismos y que,  en consecuencia,      esterilizan el aire inhalado a través de ellos. Al       utilizarse acoplados, dichos filtros, a los GSB (ver Anexo      11.1), se debe  recomendar trabajar en los GSB cuando haya el      riesgo de inhalación  anterior.
  • A los trabajadores que laboren con animales se les      entregarán los EPP en  correspondencia con los riesgos      a que estén expuestos, éstos cumplirán       con la normativa que los rigen.
  • Finalmente, debe disponerse de protocolos de      desinfección para casos de contaminación. Debe      procederse con  especial cuidado al utilizar los      desinfectantes por ser, en general,  productos      peligrosos. 

Tabla 11.2. Actividades más  frecuentes y riesgos  asociados

Partes: 1, 2

(Fuente: Carrera. G., Solá, G.  y Rosell F., M.G. b,   2000) 

Operaciones/actividades

Riesgos 1

EPP utilizables

Manipulación        de:

  • ? Disolventes y productos            volátiles.

  • ? Aparatos a temperaturas             elevadas.

  • ? Jeringas, material de             vidrio y  columnas capilares.

  • ? Botellas a             presión.

  • ? Extracciones en            frío y en  caliente.

  • Operaciones con            vacío.

? Inhalación de        vapores orgánicos.

? Irritación de la         piel y vías respiratorias.

? Salpicaduras y        proyecciones.

? Quemaduras.

Incendios.

? Cortes y        pinchazos.

Contaminación        biológica.

? Gafas.

? Guantes.

? Mascarillas

? Pantallas        faciales.

Manipulación 2        de:

  • ? Material            biológico.

  • ? Fluidos            biológicos.

  • Animales de            experimentación.

? Cortes y        pinchazos.

? Arañazos y        mordeduras.

? Inhalación de un        bioaerosol.

? Contacto        térmico.

? Guantes.

? Mascarillas

? Pantallas        faciales.

1 El estudio de los riesgos asociados a las        diferentes operaciones y manipulación de productos         que se realizan en el laboratorio permite la        elección de los EPP necesarios, su        utilización, distribución y         mantenimiento.

2 En este caso, no debe confundirse la        protección del material,  normalmente por cuestiones        de esterilidad, de la del  trabajador.

 

El Gabinete de Seguridad Biológica es de gran  importancia y frecuente uso en las instalaciones de  niveles de SB  2, 3 y 4, y se define como: “una cabina proyectada para ofrecer   protección al usuario y al ambiente,  de los riesgos  asociados al manejo de material infeccioso y otros materiales  biológicos peligrosos, excluyendo materiales radiactivos,  tóxicos y  corrosivos”. El concepto que incluye su  denominación, seguridad biológica, esta referido a  la  protección que proporciona al trabajador y que  está basada en la dinámica de los fluidos. Los GSB  se clasifican en tres tipos, según su nivel de   hermeticidad y flujo de aire,  denominados: Clase I, Clase II y  Clase III (ver Anexo 11.1).

La selección adecuada de los EPP se debe basar en  el correcto análisis de riesgos del área o  instalación.

El  análisis de riesgos  biológicos

Además de seguir todo el proceso de   evaluación de riesgos, ya visto en el capítulo 4,  el proceso de análisis de riesgos  biológicos se  fundamenta en el principio de la familiaridad, o sea, en  el grado de conocimientos y experiencia con un organismo dado. La  familiaridad  no implica seguridad, sólo disponibilidad de   información,  la cual es usada para analizar efectos  potenciales adversos de un organismo  específico, con sus  rasgos propios y en un ambiente dado.

Componentes generales del análisis de riesgos  biológicos

La gran diversidad de productos derivados de la   biotecnología hace difícil elaborar una   metodología única, siendo necesaria una   metodología general (ver Fig. 11.4), que  consiste  en:

  • Confección de expedientes técnicos,      por la entidad autora, de la  propuesta de liberación      (primer nivel de evaluación) y por el órgano       regulador (segundo nivel).
  • Autorización, o denegación, de la      autorización biológica.

Monografias.com

Figura 11.4. Etapas de  evaluación de riesgos  biológicos

(Fuente: Rodríguez D., J.;  Argote P., E. y Rodríguez G.,  O.,  2001)) 

Accidentes   biológicos

Una de las principales causas de contaminación  biológica son los accidentes.  Pike (1976) hizo un  análisis de 3 921 casos de contaminación en  laboratorios  de microbiología,  ocurridos entre 1930 y  1974, correspondiendo a accidentes, 703 casos, para un  17,9 %,  que está resumido en la Tabla 11.3

ACCIDENTES BIOLÓGICOS (AB): Se entiende por ello,  cualquiera de los sucesos  siguientes: vertimiento o derrames,  roturas de jeringuillas, heridas por  cortadura o pinchazos,  mordeduras y arañazos de animales de  experimentación,  ingestión del material infeccioso  por la boca a través de pipetas, roturas por  mala  manipulación de los equipos, instrumentos y sistemas,  etc.  En un sentido amplio, es cualquier acto que se realiza violando  los principios de la seguridad biológica o que  entrañe una afectación biológica  (infección)  del manipulador, del medio  ambiente interior o  exterior de la instalación, o ambas cosas  inclusive.

Tabla 11.3. Causas de  contaminación en  laboratorios

(Fuente: Pike, R. M.,  1976) 

Causas de contaminación        Frecuencia %

Accidentes 703 17,9

Animales de laboratorio 659        16,8

Pruebas clínicas 287        7,3

Uso de cristalería 46        1,2

Autopsias 75 1,9

Aerosol 522 13,3

Trabajos con agentes infecciosos        827  21,1

Otras causas 802        20,5

Total de casos 3921         100

  Las   fuentes y las causas de contaminación en los laboratorios  de microbiología son muy  diversas. Para garantizar la  seguridad del trabajo con microorganismos patógenos hay  que tener en cuenta dos elementos  importantes: el factor  técnico y el factor humano. El factor técnico  está  constituido por: los equipos, los instrumentos, los   medios de protección y los sistemas de seguridad. El  factor humano está compuesto por  las personas, que de una  u otra forma intervienen en los procesos que se realizan en el  laboratorio y son el eslabón fundamental para llevar a   efecto las Prácticas Microbiológicas Adecuadas; es  necesario aclarar que como  parte del factor humano en este tema  se está considerando, también, al factor   organizativo.

Las causas de la  contaminación,  independientemente de su diversidad, pueden agruparse en dos  grandes esferas, a partir de los factores que las originan, y  son:

Derivadas del factor técnico: Están  asociadas con la ruptura del óptimo funcionamiento de  los  equipos, de los medios de protección y de los sistemas de  seguridad.

Derivadas del factor humano: Son las más  importantes y algunos  ejemplos se enumeran a continuación:  mala utilización de los instrumentos o  equipos; falta de  observancia de las medidas de seguridad preestablecidas y de  las  reglamentaciones en los procesos; poco dominio de las   metodologías de trabajo, así como tratar de evadir  las incomodidades del  trabajo en el laboratorio; poca   atención,  cansancio o acciones incontroladas;  subvaloración de las necesidades de profilaxis  técnica  periódica, del control y la  reparación de los equipos, lo que conduce a la  aparición de averías que  provocan peligrosos  daños, que en algunos casos, pueden tener consecuencias   fatales. Hay que tener en cuenta que los errores que pueda  cometer una persona pueden implicar serios accidentes, con la  correspondiente contaminación masiva  del personal y del  medio ambiente.

Las fuentes de contaminación se pueden dividir en  dos grupos:

Fuentes primarias: Se atribuyen a cualquier material  infeccioso como:  cultivo de microorganismos patógenos, las  cepas, las muestras clínicas y  microbiológicas, los  materiales contaminados procedentes del medio ambiente (agua,    tierra,  etc.), los animales de laboratorio y otros.

Fuentes secundarias: Se forman como resultado del escape  y la propagación de  la infección por los locales  del laboratorio, de forma no controlada,  contaminando el aire y  las superficies tanto constructivas, de protección, como  de trabajo. Pueden ser:

  • Equipos y sistemas defectuosos.
  • Las superficies del local y de los      equipos
  • El personal y sus ropas.
  • Residuos y tragantes.
  • Los sistemas de climatización y      ventilación.
  • Los aerosoles provenientes de otros locales (ver      inciso e, a  continuación).

11.8.1. Causas de accidentes  biológicos

  • 1. Cantidad de microorganismos que pueden      encontrarse en el medio  ambiente interno y cantidad que puede      llegar al medio ambiente  externo.
  • 2. Características que presentan los      microorganismos con que se  trabaja en los      laboratorios.
  • 3. Cantidades que se consideran no peligrosas      (permisibles) para el  personal del laboratorio.

Clasificación de las operaciones en los  laboratorios, por su generación de  aerosoles

  • 1. Generadoras de aerosoles con      partículas superiores a los 5      &  µm.
  • 2. Destape de recipientes (quitar      tapones).
  • 3. Trabajo con pipetas (sin salpicaduras      visibles).
  • 4. Trabajo con mezcladores por      vibración.
  • 5. Apertura de ámpulas con material      liofilizado.
  • 6. Centrifugación.

Operaciones generadoras de aerosoles con  partículas menores que 5 & µm

  • 1. 1.            Vertimiento de  líquidos.
  • 2. 2.            Trabajo con pipetas  automáticas.
  • 3. 3.            Agitación de cultivos en  tubos de ensayo.
  • 4. 4.            Recolección de líquidos  de embriones de      pollo.
  • 5. 5.            Trabajo con trituradoras  de tejido de alta       velocidad.
  • 6. 6.       Uso      de  goteros.

Equipos y operaciones más importantes cuya  manipulación genera  aerosoles:

  • 1. 1.            Centrífugas.
  • 2. 2.            Mezcladoras.
  • 3. 3.            Agitadores.
  • 4. 4.            Vertimientos de  líquidos.
  • 5. 5.            Derrame de sustancias,  por accidentes o roturas.
  • 6. 6.       Uso      de  jeringuillas.
  • 7. 7.            Soplar la última gota de  una      pipeta. 

Tabla 11.4. Riesgos potenciales en las  operaciones típicas  de un proceso  biotecnológico

(Fuente: Rodríguez D., J.;  Argote P., E. y Rodríguez G.,  O.,  2001)) 

Pasos del proceso

Operación

Tipos de riesgo

Preparación de        medios

Pesaje.

Mezclado.

Disolución.

Generación de        polvos.

Aerosoles.

Fermentación

Fermentación.

Aerosoles del contenido del        fermentador.

Contaminación de los        efluentes.

Gases de salida.

Recobrado

Centrifugación.

Filtración.

Aerosoles y        derrames.

Fugas.

Purificación

Homogeneización.

Concentración por        centrifugación.

Diálisis.

Cromatografía.

Aerosoles.

Aerosoles y        derrames.

Terminado

Mezcla.

Filtración.

Liofilización.

Llenado.

Aerosoles.

Polvos.

Derrames.

Efluentes

Esterilización.

Descarga de efluentes no         tratados.

 

Además, se han realizado estudios en las plantas  de producción,  mediante las técnicas de muestreo  del aire, para demostrar que los procesos tales como: la toma de  muestras  durante la fermentación,  la  centrifugación, la homogeneización y la ruptura  celular pueden generar  grandes cantidades de  aerosoles.

Para contrarrestar los efectos anteriores hay que  establecer una estrategia de monitoreo efectivo que comprenda la  evaluación ambiental de las emisiones en  todas las etapas  del proceso de manufactura y, la evaluación critica de las  medidas de seguridad biológica y la vigilancia  de la salud  de los trabajadores. Asimismo, para minimizar el riesgo en el   trabajo con los equipos cuya manipulación genera  aerosoles, es necesario seguir  lo establecido en los   Procedimientos Normativos de Operación (PNO) para el uso  de cada equipo y de cada técnica  operatoria; en dicho PNO  debe declararse el riesgo de generación de aerosoles  que  tiene dicho equipo o técnica.

Los riesgos potenciales en las operaciones  típicas de un proceso  biotecnológico se relacionan  con los posibles accidentes; estos aparecen en la  Tabla  11.4.

Como consecuencia de un accidente biológico  se puede contraer una  enfermedad infecciosa, la cual se adquiere  mediante el contagio con un agente  patógeno. Estas   enfermedades constituyen en la actualidad motivo de estudio de un  amplio sector de la Medicina (ver Capítulo 6:   Enfermedades profesionales).

 11.8.2.- Ejemplos

 A continuación se presentan algunos  ejemplos reportados en la  literatura de casos de  contaminación:

1. El uso inapropiado de una centrífuga en  1938 generó un aerosol de  Bruce//a abortus que se  diseminó por el edificio e infectó a 45  personas,  de ellas murió una.

2. Un aerosol de tuberculina generado durante una  centrifugación en una industria farmacéutica  provocó efectos alérgicos severos de cuatro  operadores.

3. La centrifugación de detritos celulares de   Pseudomona aeruginosa provocó dolores estomacales  y de riñones en cinco de los  trabajadores.

La mayoría de las enfermedades reportadas  han estado relacionadas con el proceso de recobrado y  purificación, debido a que el riesgo  de reacciones  alérgicas se incrementa después que el producto  está concentrado.

Cuando ocurre un incidente o accidente  biológico en el área, éste debe  registrarse  y analizarse, para que sirva en la toma de  decisiones futuras con  vistas a evitar que se repita. Seguidamente, se  expondrá  un ejemplo de cómo realizar esto.

 Caso recogido en el Registro de  Incidencias y Accidentes de  Bioseguridad del Departamento de   Laboratorios Clínicos (LC) de  un hospital de la  ciudad de La Habana

 Exposición del caso: El pasado  día 6, el mensajero del  Departamento de LC sufrió  una herida punzante en el dedo medio de la mano  derecha, al  envolver la caja que contenía las jeringuillas  desechables, para  llevarlas a incinerar a otro hospital cercano.  La herida fue provocada por una  aguja sucia. Inmediatamente, se  procedió a lavar la región con abundante agua y  jabón, previo sangrado de la herida, y se aplicó  hibitare alcohólico.  Posteriormente, se le indicaron los  análisis complementarios correspondientes,  de:  serología, VIH y antígeno  de superficie; y fue  enviado al médico que se ocupa de la Salud de los   Trabajadores, para su ulterior seguimiento.

Análisis de las causas del hecho: Primeramente,  el mensajero, encargado del  traslado de las jeringuillas, no  debió manipular la caja sin tener los guantes  puestos.  Además, es de señalar que el depósito era de  cartón, por lo que no  reunía las condiciones  necesarias para transportar las jeringuillas. Por  supuesto, este  accidente, al igual que otros ocurridos en el Departamento de  LC,  fue analizado y discutido con todo el personal, así como  anotado en el libro de Registro de  Bioseguridad.

¿Cómo hubiera podido evitarse? El mismo  hubiera podido evitarse si este  trabajador poseyera la  formación que requiere su trabajo, la cual disfrutan el   resto de los trabajadores del área, relacionada con los  cuidados que debe  tenerse al manipular las muestras y el material  contaminado. Por esto, se  entiende que hubo responsabilidad y  negligencia por parte del jefe de dicho Departamento.

¿Qué medidas se tomaron? Entre las mismas  se encuentran:

  • Facilitar guantes, en caso de que se deba manipular      material sucio  procedente del Departamento de LC.
  • Mejorar el envase que se utiliza para el traslado de      las jeringuillas,  así como de otras muestras que se      envían a otras unidades.
  • Incluir a este trabajador en la lista del personal      con riesgos que tiene  dicho Departamento, para su posterior      seguimiento y análisis médicos       sistemáticos, así como para realizarle las      inmunizaciones  respectivas.

En dependencia de la trascendencia para el medio  ambiente y la comunidad, los  accidentes biológicos  podrán catalogarse como desastres. Por ejemplo, en   diciembre del 2003 se declaró, por parte del Centro para  el Control y  Prevención de Enfermedades de Atlanta,   Estados  Unidos, una alarma sanitaria debida a una   epidemia de gripe, que  causó la  muerte de una  veintena de niños.  Asimismo, una epidemia de virus del  Ebola causó la muerte a 31 personas en el distrito  congolés de Bacia Occidental, en las orillas del   río Congo, dejando infestadas a otras 42.

En ambos casos, estos desastres biológicos han  sido catalogados como  epidemias, o sea, enfermedades que reinan  transitoriamente en una región o  localidad, atacando  simultáneamente a gran número de personas. Sin  embargo,  las pandemias se definen como enfermedades  endémicas que se extienden a muchos  países o que  ataca a casi todos los individuos de una localidad o  región, como  pudiera catalogarse la enfermedad del Virus  de Inmunodeficiencia Adquirida  (VIH), sobre todo para los  países africanos.

En cuanto al marco normativo, en Cuba existe un  organismo rector de la seguridad biológica, que consta,  además, con  un banco de inspectores, el cual pertenece al  Ministerio de CienciaTecnología y Medio Ambiente  (CITMA), denominado

Riesgos en el  trabajo con  animales

La mayoría de las personas piensan que los  animales no constituyen un riesgo  potencial y en todo caso  consideran solo lo referente al ataque de estos. En  realidad,  existen varios riesgos asociados al trabajo con animales ya   reportados en la literatura. Pike ( ) realizó un estudio  donde demostró que  durante el  trabajo con animales de  laboratorio, sus ectoparásitos fueron responsables  del 17%  de las infecciones adquiridas.

En el trabajo con animales el riesgo fundamental es el  biológico, esto es  debido a que los mismos son portadores  de enfermedades, muchas de las cuales  pueden ser trasmitidas al   hombre y se conocen como zoonosis.  Existen más de 150  enfermedades zoonóticas demostradas, de las cuales 30   pueden ser trasmitidas. Concurren además riesgos  físicos de importancia como:  mordeduras, arañazos,  golpes, etc.

11.9.1. Principales riesgos en el manejo de los  animales

El objeto de este epígrafe es identificar y  describir, por su naturaleza o consecuencia, los diversos  factores de riesgos durante el manejo de los  animales, a fin de  facilitar un adecuado análisis de riesgo.

Los principales factores de riesgos a que están  expuestos los trabajadores  que laboran con animales se clasifican  en:

  • 1. 1.            Biológico.
  • 2. 2.            Mecánico.
  • 3. 3.            Asociado a la conducta del hombre.
  • 4. 4.       Por      la circulación o  tráfico.
  • 5. 5.            Combinación de  riesgos.

 

  • 1. 1.           Biológico: Es el derivado de la  exposición a      agentes patógenos que el animal puede portar, y que      trae como  consecuencia la infección del personal      expuesto con o sin manifestaciones  de la enfermedad; en      algunos casos le provoca la muerte.

Las causas en su gran mayoría son por:  accidentes, trabajo con  medios de forma inadecuada y mordeduras o  arañazos de los animales.

Las formas de exposición pueden ser:  directa (por manipulación de  los agentes biológicos  a través de las técnicas o procedimientos  establecidos)  e indirecta (ejecución indebida de  procedimientos, accidentes, evacuación de  desechos, entre  otros).

Las vías de infección en el  organismo pueden ser: percutánea,  ingestión,  inhalación y traumas (mordeduras, arañazos,  pinchazos, entre  otras).

  • 2. 2.           Mecánico: Conjunto de factores  físicos que      puede ser el origen de una lesión o la muerte por la       acción mecánica del animal propiamente dicho      (aplastamientos, cortes o seccionamientos,  atrapamientos o      enrrollamientos, arrastres o aprisionamientos, impactos,      perforaciones o pinchazos).
  • 3. 3.      Asociado a      la conducta del  hombre: Por la falta de comportamiento      adecuado, dado por sus actitudes (ejemplo, comportamientos      antisociales) y aptitudes.
  • 4. 4.      Por la      circulación o tráfico:  Debido a la ausencia de      la observancia de las reglas de circulación por las      vías públicas y rurales durante tiro, arrastre      o de otra  manifestación, donde se empleen los      animales.
  • 5. 5.           Combinación de riesgos: Surge  de la combinación      de los ya expuestos, que pueden ser equivalentes a un  riesgo      mayor.

Las principales enfermedades profesionales a que se  exponen los que trabajan  con animales son: las zoonosis, las  epizootias y las alergias. Están serán  abordadas  con mayor profundidad en el Capítulo 6.

Zoonosis: Según la OMS, son aquellas enfermedades  que se transmiten de forma  natural de los animales vertebrados al  hombre y viceversa. Hay que considerar  también como  zoonosis enfermedades infecciosas que aunque, ordinariamente no   se trasmiten al hombre, pueden afectarlos y son fuente de  infección.

Clasificación según  OIT

La Organización Internacional del Trabajo (OIT)  divide a la zoonosis en tres categorías:

1.- Animales de laboratorio: Enfermedades infecciosas  trasmitidas por  roedores y conejos de laboratorio. Las  infecciones que se pueden presentar son:  salmonelosis,  leptospirosis, fiebre por mordeduras, enfermedad de Marburg  (enfermedad transmitida con preparados de  cultivos celulares a  partir de riñones del mono).

2.- Animales domésticos, aves de corral y  animales caseros: Es el grupo más numeroso. Comprende  infecciones tales como carbunco, brucelosis, fiebre Q,   leptospirosis, tuberculosis.  Los trabajadores más  expuestos a riesgos son: ganaderos, veterinarios,  trabajadores de  matadero, de la lana y el pelo.

3.- Animales salvajes y merodeadores: Zoonosis  derivadas: peste,  salmonelosis, leptospirosis, fiebre Q. Los  trabajadores con mayor exposición  son los cazadores,  conservadores de animales salvajes, guardias rurales,   leñadores, horticultores, trabajadores rurales.

Epizootia: Enfermedad contagiosa que afecta  simultáneamente a muchos  animales de la misma especie,  dentro de una zona geográfica determinada. Todas  las  epizootias pueden producir grandes estragos de no adoptarse  medidas  apropiadas para su prevención y extinción:   vacunas y aislamientos, cuarentena, suspensión de ventas y  traslados, y sacrificios de animales. Algunas de las epizootias  son  zoonosis.

Alergias: Las relacionadas con animales son reacciones  exageradas del sistema inmunológico del cuerpo a las   proteínas animales (alergenos). Las fuentes de estos son,  entre otros, la caspa animal,  las escamas, el pelaje o piel, los  desechos corporales y la saliva. Se pueden  presentar en una  infinita variedad, pero pueden agrupar en tres grandes   categorías: alergias por contacto, alergias por alimentos  y  alergias por inhalación; también pueden ser  debidas a defectos genéticos que  hacen incompatibles  ciertas sustancias con el organismo humano.

11.9.2. Manejo de animales

Entre las principales actividades donde se emplean  animales se encuentran:  los laboratorios de docencia,  salud  pública e investigación;  la agricultura;  los  zoológicos y acuarios.

Manejo de animales de laboratorio

El principal riesgo durante el manejo de animales de  laboratorio, como se ha  visto anteriormente, se debe a las  enfermedades transmisibles al hombre o  zoonosis, por ser estos  portadores de agentes patógenos específicos o  producto  de la propia investigación con dichos agentes. No  obstante, otros patógenos  humanos, no reconocidos como  zoonosis, al ser inoculados experimentalmente en  animales de  laboratorio pueden también causar infección en el  trabajador.

Existen un grupo de factores que afectan a las zoonosis  de laboratorio,  condicionando el riesgo de infección para  el personal que trabaja con los  animales de laboratorio. Entre  estos factores se señalan:

  •               Especie  animal.
  •               Fuente de infección del  animal.
  •               Virulencia e  infestividad del patógeno.
  •               Eliminación del microorganismo con los      animales.
  •               Vías de  infección.

Algunas medidas a tener en cuenta en laboratorios  donde se trabaja con  animales:

  • 1. No manipular especies animales sin      habilitación para esta  tarea.
  • 2. Cuando sea necesario, utilizar los medios de      protección  adecuados.
  • 3. Notificar la enfermedad o muerte inesperada      de los  animales.
  • 4. Impedir la entrada de insectos, roedores y      de mamíferos que puedan transportar agentes      patógenos.
  • 5. Lavarse las manos cuidadosamente      después de manipular animales  vivos o      muertos.
  • 6. Trabajar con precauciones especiales cuando      se apliquen  tratamientos a los animales con el objetivo de      sedarlos.
  • 7. En caso de heridas causadas por animales,      debe notificarse y  aplicarse el tratamiento adecuado de      inmediato.
  • 8. Los animales muertos por cualquier causa que      aparezcan en las  jaulas deben ser tomados con guantes,      depositarlos en bolsas de nylon y  realizarles la necropsia;      posteriormente, se incinerarán.
  • 9. Los fómites de las jaulas de animales      muertos se incinerarán y  dichas jaulas se      desinfectarán y se esterilizarán.
  • 10. Los animales inoculados o sujetos a       experimentos deben tener su tarjeta con todos los datos y no      deben permanecer en el área de los animales      sanos.
  • 11. El personal debe estar      inmunizado.
  • 12. Los animales deben tratarse      humanitariamente y hacerlos  permanecer en condiciones lo      más higiénicas posibles durante su       cautiverio.

Manejo de animales en actividades  agroculturales

Uno de los sectores más peligrosos y en donde se  ocasionan mayor cantidad de  accidentes es la agricultura, por  emplear animales de diferentes tipos y  tallas, de los cuales los  más importantes son:

  •               Ganado (vacuno,  caballar, porcino, caprino, bovino y      aviar).
  •               Animales  domésticos.
  •               Animales de  exhibición.

Un gran número de accidentes en la agricultura  involucran el manejo o  contacto con animales grandes. Los  movimientos de los animales son generalmente  impredecibles,  así que se deberá aprender a reconocer las   señales de temor, dolor y tensión en los animales  con que se trabaja.

Los animales grandes, sobre todo los integrantes de los  ganados vacuno,  equino y porcino, son responsables de la  mayoría de las lesiones en granjas  ganaderas. Los machos,  por su agresividad, pueden lastimar gravemente a los   trabajadores, así como las madres de recién  nacidos, al defender a su cría.  Cualquier animal que se  esté manejando puede atrapar fácilmente a un   trabajador contra una pared o cerca y dañarlo.

Bovinos

El ganado lechero es generalmente más nervioso  que otros animales, y en  particular, los toros de estas razas son  los más peligrosos, así que es  importante acercarse  a estos animales gentilmente para evitar asustarlos. Una  vez que  se haya movido el ganado lechero a las salas de ordeño, se  le debe dar  un momento para que se adapten al nuevo ambiente  antes de empezar su  operación.

Cuando los terneros son alimentados a mano y adquieren  una fijación humana,  al crecer tratan de establecer  dominio sobre los hombres en vez de sobre los  otros animales. Con  su tamaño pueden causar serias lesiones a los que tratan   de manejarlos. El problema puede minimizarse criando a los  terneros en grupos.  Los novillos castrados y las novillas no son  agresivos.

Equinos

Serán objetos de este grupo los animales  pertenecientes al ganado: mular,  asnal y caballar, considerando  crías, reproductoras, sementales, animales en desarrollo y  animales de trabajo.

Los caballos usan como armas las patas y los dientes.  Pueden patear directamente hacia atrás con las patas   traseras o golpear con las delanteras. Algunos caballos muerden.  Muchas veces  el caballo usa la cabeza para apartar molestias. Los  trabajadores quedan  seriamente lesionados cuando la cabeza del  caballo les golpea en la suya. La  mayoría de las muertes  relacionadas con el trabajo con equinos se deben a  lesiones en la  cabeza, ocasionadas al ser lanzados o por caerse del animal. Los  estudios que se han realizado sobre la seguridad muestran que un  casco de  seguridad, puede evitar situaciones que amenacen la  vida.

Ovino – Caprino

Las ovejas se crían para la obtención de  lana, carne (cordero y carnero) y,  en menor medida, para la   producción de leche.  Las mayores explotaciones se llevan a  cabo en granjas de grandes extensiones,  divididas en sectores de  1 000 o más animales. Existen unos 400 000 ejemplares  de  cabras y muestran una distribución similar a la de las  ovejas. Por lo  general, no ofrecen mucho peligro a quienes los  manejan.

En Cuba en el año 2000 se logró alcanzar  (en ganado ovino caprino) 9 324  toneladas de carne en el primero  y 3 millones de litros de leche en el segundo,  con un modesto  crecimiento de 709 toneladas en ovino y un apreciable incremento  de 1,6 millones de litros de leche de cabra. En este subprograma  es necesario  avanzar en la mejora racial y en el manejo de los  rebaños

Porcino

Las evidencias más recientes sugieren que los  cerdos fueron domesticados hace unos 9 000 años  en  distintas regiones y al mismo tiempo.  Aunque no son animales  normalmente agresivos, pueden ser peligrosos si son  amenazados,  especialmente la hembra protegiendo a sus pequeños. Las  diferentes  razas de porcinos se mueven y comportan en formas muy  diferentes. Algunas razas  híbridas tienen una conducta  extremadamente dirigida a la búsqueda de abrigo y  es muy  difícil trasladarlos. Son muy sensibles a las descargas  eléctricas y  nunca se deben usar garrochas con  ellos.

Aviar

Aves de corral es el término que antaño se  utilizaba para denominar a  cualquier tipo de ave y que  después se aplicó sobre todo a especies comestibles  y en particular a los pollos. El concepto ave de corral  implica la  cría de especies domésticas como:  pollos, gallinas, gallos, patos, gansos,  pavos e, incluso,  palomas, de una forma rústica y familiar, en  contraposición  a la avicultura, en la que interviene una  serie de técnicas orientadas a la  producción  industrial; están adaptadas a vivir sobre el   suelo.

La frecuencia de transmisión de enfermedades de  las aves a los humanos es  baja, pero se debe tener  precaución.

Muchas de estas enfermedades son transmitidas por  ingestión o por  contaminación por materia fecal. La  prevención de la mayoría de las enfermedades, por  lo tanto,  simplemente involucra una higiene adecuada. Usar una  máscara para evitar inhalar el polvo de las aves es  también  recomendado.

En los dos últimos decenios, epidemias explosivas  de enfermedades no  identificadas y reemergentes han dado al mundo  un toque de atención. Algunas  han afectado al comercio y   turismo internacionales. Ej: La aparición de la peste  neumónica en Surat (India)  en 1994, y la Influenza aviar  H5N1 en humanos, que en 1997 demostró su  capacidad de  infectar directamente al hombre y ha vuelto a hacerlo en VietNam   en enero de 2004.

MANEJO DE ANIMALES DOMÉSTICOS

Caninos

Desde la prehistoria,  la faceta más conocida del  perro es la de animal de compañía. Sin embargo,   estos animales pueden desempeñar funciones muy  útiles para el  hombre y ayudar en tareas habituales,  así como en el trabajo.

Seguidamente se dará explicación a las  diferentes formas de utilización del  perro:

Perros policía: Cada vez es más habitual  emplear su ayuda en los trabajos  policiales, sobre todo, porque  el olfato de éstos es muy superior al del hombre  y puede  detectar elementos ocultos o sustancias ilegales. Así,  desde la década  de los 70 se utilizan perros para la  localización de drogas y progresivamente han ido  apareciendo animales especializados en la detección  de  otros materiales, como los explosivos y el tabaco.

Perros rastreadores: Empleados para determinar el lugar  exacto en el que se  encuentra un cuerpo  humano, ya sea vivo o  muerto, cuando suceden grandes catástrofes o hay  personas  desaparecidas que se desea encontrar.

Perros de asistencia: En los últimos tiempos es  muy habitual emplear perros  para ayudar a personas con  discapacidades físicas o auditivas, que además de   ofrecer ayuda proporcionan una enorme compañía y  cariño a la persona. Así,  estos animales mejoran  considerablemente la calidad  de vida del discapacitado, ya que le  permite salir a la calle con mayor  frecuencia y, por tanto,  establecer más relaciones personales.

Diversos ataques a personas, protagonizados por perros,  han generado un clima de inquietud social. Se considera que la  peligrosidad canina depende tanto de  factores ambientales como de  factores genéticos, de la selección que se haga de  ciertos individuos, independientemente de la raza, o del  mestizaje, y también  de que sean específicamente,  seleccionados y adiestrados para el ataque, la  pelea y para  inferir daños a terceros. Así, perros de razas que  de forma  subjetiva se podrían catalogar como “peligrosos”  son perfectamente aptos para  la pacífica convivencia entre  las personas y los demás animales, incluidos sus   congéneres, siempre que se les hayan inculcado adecuadas  pautas de  comportamiento y que la selección practicada en  su crianza haya tenido por  objeto la minimización de su  comportamiento agresivo.

Con carácter genérico, se consideran  animales potencialmente peligrosos todos los que  perteneciendo a  la fauna salvaje, son utilizados como animales domésticos  o de compañía, con independencia de su agresividad.  También los pertenecientes a la especie canina, incluidos   dentro una tipología racial, que por su carácter  agresivo y particular tamaño o  potencia de  mandíbula tengan capacidad de causar la muerte o lesiones  a las personas o  a otros animales y daños a las  cosas.

Un punto que definitivamente es real, es aquel que  indica que un perro  siempre reacciona si uno le muestra miedo.  Los perros al igual que los caballos son capaces de darse cuenta  si  alguien les tiene miedo. La propia actitud de sumisión  que adopta la persona que les teme (se queda quieta y encoge los   hombros, o sale corriendo), es la que provoca la reacción.  Porque al tener el  perro la oportunidad de demostrarse dominante,  actúa ladrando, saltando o  mordiendo.

El principal peligro a que están expuestas las  personas que trabajan con  perros es la mordedura y la   probabilidad de que un perro ataque y muerda depende de las  características del perro, el  comportamiento de la  víctima y el ambiente en el cual se encuentra el can. Es   de extrema importancia que las personas que trabajen con perros  los socialicen  y los entrenen.

MANEJO DE ANIMALES DE EXHIBICION

Zoológico y Acuarios

Los zoológicos y acuarios son recintos en los que  se mantienen una reserva  de animales vivos con fines educativos,  de conservación, y para deleite del  público. Los  zoológicos modernos cuentan con instalaciones veterinarias  que  permiten que especies amenazadas puedan reproducirse en  cautividad y reproducen  entornos que simulan el hábitat  natural de los animales a su cuidado.

Mientras los zoológicos y acuarios alrededor del  mundo hacen recintos más  atractivos al público e  intentan proporcionar un hábitat más natural a los   animales; las barras y los vidrios se están convirtiendo  rápidamente en cosas  del pasado. En vez de ello, ahora los  visitantes observan a los animales sobre  fosos especiales, a  través de mamparas transparentes, y desde el borde de   amplias “sabanas” llamadas hábitat natural.

Los programas de seguridad de los zoológicos y  acuarios han sido desarrollados para mantener  la seguridad en la  institución así como un ambiente sin riesgos para  los  trabajadores, visitantes y animales. La prevención de  accidentes y daños para  los trabajadores de los mismos,  visitantes y animales deberá integrarse, en  todos los  aspectos de la actividad laboral.  La seguridad y el trabajo  adecuado van juntos. Los trabajadores deberán seguir   reglas y regulaciones para su propia seguridad, así como  también para la  seguridad de sus compañeros,  visitantes y animales.

Los incidentes de seguridad de los zoológicos y  acuarios caen en dos amplias  categorías. En el primer  grupo se encuentran los delitos, que pueden  ocurrir en  cualquier escenario. Incluyen desde robos, actos de violencia y  vandalismo hasta interrupción de las operaciones,  percances de tráfico y  pedofilia. La segunda  categoría la componen incidentes específicos de   zoológicos (aquellos que implican al hombre y los  animales), por lo que se  hace necesario establecer medidas de  seguridad para tratar cada uno de estos  riesgos.

Seguridad del personal que trabaja directamente con  animales de  exhibición:

  • 1. 1.            Reconocer las  enfermedades de los animales.
  • 2. 2.            Manejo apropiado para la  captura de animales.
  • 3. 3.            Manipulación de objetos  pesados: usar las piernas y no      la espalda; usar soporte lumbar cuando sea      necesario.
  • 4. 4.            Conocer el riesgo  inherente al trabajo con animales salvajes      en cautiverio.
  • 5. 5.            Seguir maneras apropiadas  al trabajar solo: uso del silbato;      no ejecutar rutinariamente acciones  peligrosas      solo.
  • 6. 6.            Siempre llevar radio y  silbato cuando se trabaje con animales      potencialmente  peligrosos.

Seguridad del público:

  • 1. 1.            Disponer de áreas seguras  para casos de escapes de      animales peligrosos.
  • 2. 2.       Tener      implementado el uso  apropiado de armas, productos      químicos y pesticidas.
  • 3. 3.            Inspección de los paseos  públicos, barreras y      señales.
  • 4. 4.            Señalizar áreas de  trabajos      peligrosos.
  • 5. 5.            Señalizar áreas  restringidas de      pasaje.
  • 6. 6.            Familiarizarse con  procedimientos antes de que exista un      problema real.

11.9.3. Medidas de control y reducción del  riesgo en el manejo de los  animales

El objetivo puede ser alcanzado eliminando completamente  o reduciendo, tanto  como sea posible, separada o  simultáneamente, cada uno de los factores que  determinan  el riesgo.

Algunas medidas higiénico sanitarias generales en  el trabajo con  animales:

  • 1. Las instalaciones para el alojamiento de      animales,  independientemente de su tipo de       construcción,  tendrán estructuras seguras y      firmes, y cumplirán con las exigencias establecidas en      la  prevención de incendios; además, se      tendrá la aprobación de las autoridades      correspondientes.
  • 2.  Las puertas, portillos, corrales, comederos      y demás medios  utilizados por el trabajador, se      mantendrán libres de bordes cortantes,  protuberancias      peligrosas u otras condiciones que puedan provocar       accidentes.
  • 3.  Las aberturas, agujeros, escaleras y rampas      de aquellos lugares  por donde transite el trabajador, se      mantendrán tapados o protegidos con  barandas,      según corresponda.
  • 4.  Estas barandas tendrán una      altura no menor que 1 m,  estarán debidamente ancladas,      de manera que resistan una carga estática concentrada      mínima de 100 kg en cualquier punto y       dirección.
  • 5. 5.       Los      cuartones, locales o  espacios, de forma general, en donde se      alojen los animales se mantendrán  cercados para evitar      la salida espontánea de los mismos.
  • 6. 6.       Los      sistemas de  disposición de los residuales, tanto de      sólidos como de líquidos  (estercoleros,      crematorios, fosas de sedimentación, depósitos      de  recepción y procesamiento, entre otros)      poseerán la aprobación sanitaria      correspondiente.
  • 7. 7.       El      sistema de drenaje  será soterrado, contando con       registros en buen estado constructivo que permita su      limpieza, desinfección y  desratización      sistemática. Cuando por casos excepcionales se       construyan descubiertos, estarán a una distancia no      menor de 50 m de las  áreas de trabajo.
  • 8. 8.       Los      depósitos de agua  estarán tapados, debidamente      identificados y mantendrán la reserva  suficiente para      garantizar:
  •    El trabajo con los animales.
  •    El consumo por parte de los      trabajadores.
  •    Casos de incendios.
  • 9. 9.            Durante el empleo de medios de tracción animal para su      circulación en vías públicas (urbanas  y      rurales), se cumplirá lo establecido en el      (Código de vialidad y tránsito(.
  • 10. 10.   Los arreos y accesorios que      sean empleados en  la fijación de los animales a los      implementos o medios de trabajo de tiro,  serán      resistentes; no poseerán aristas, filos, puntas o      bordes  cortantes y estarán diseñados acorde a      las exigencias del trabajo a  ejecutar.
  • 11. 11.   El adiestramiento y/o      domado de animales se efectuará por trabajadores      competentes y  debidamente formados e informados en los      peligros, riesgos y medidas de  prevención que tiene la      actividad.
  • 12. 12.   Durante la      manipulación de los animales se debe  tener en cuenta      la protección de los distintos elementos que puedan       ocasionar daños a los trabajadores, que pueden ser      resguardos o  protecciones en los cuernos, bordes de los      yugos, bozales, anteojos,  etc.
  • 13. 13.   Para los vehículos      de carga de animales  (carros, carretones u otros      análogos), se deben cumplir las diferentes  exigencias      técnicas.
  • 14. 14.   En los casos de      afectaciones derivadas de la  naturaleza y cambios      climatológicos, en lo fundamental, se deben establecer      medidas informativas y de entrenamiento que den al trabajador      preparación y le creen hábitos y habilidades       para poder enfrentar estos desastres  naturales. Estos      procesos informativos y de entrenamiento deben ser  ejecutados      por personal competente y previo a las temporadas en que se       desarrollan las afectaciones.
  • 15. 15.   En lo referente al      acercamiento de tormentas,  temporales e intensas lluvias el      trabajador agrícola debe observar las  medidas      preventivas descritas a estos efectos.

Vigilancia médica y educación sanitaria  del personal vinculado al manejo de animales:

  •               Para que una persona  pueda trabajar con los animales      tendrá que ser sometida al examen médico      preempleo establecido y deberá poseer el certificado      de aptitud física y  mental correspondiente.
  •          El      personal que realiza  trabajos con animales será      sometido a exámenes médicos periódicos      para  evaluar su estado de salud y con ello detectar      modificaciones en los  hábitos y estilo  de vida, de      acuerdo a lo establecido por las autoridades       nacionales.
  •          Se      ejecutarán exámenes  periódicos e       investigaciones para detectar niveles de exposición y      los efectos biológicos iniciales,  imponer la terapia      requerida y las medidas individuales y colectivas       necesarias.
  •          En      caso de epizootias  que puedan afectar al trabajador, de      acuerdo al estudio epidemiológico de  cada      situación particular, se cumplirán las medidas      higiénicas  sanitarias orientadas por las autoridades      nacionales.

Autor: René Maleta Asesor de Defensa.Civil

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos93/el-riesgo-biologico/el-riesgo-biologico2.shtml#ixzz2H9cVkYaa

Leer más: http://www.monografias.com/trabajos93/el-riesgo-biologico/el-riesgo-biologico.shtml#ixzz2H9c1Vww0

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s